No caben dudas de que Rocky IV fue la película más taquillera de toda esa saga; elementos tuvo de sobra: un boxeador con aspecto de máquina, una lucha entre un estadounidense y un ruso en plena Guerra Fría y el protagonista levantando la bandera norteamericana en pleno Moscú. Notable.

Más allá del protagonismo de un maduro Sylvester Stallone, en ese entonces de 39 años, aquella cinta vio nacer a otro actor ícono del cine de acción de la época, Dolph Lundgren, un sueco de 1.95 metros de altura, físico trabajado y aspecto que atemorizaría a cualquiera: el luchador perfecto.

Lundgren dio vida a un boxeador soviético llamado Ivan Drago, un militar retirado que en ese entonces era la mayor esperanza deportiva de su país, el cual invertía alta tecnología en preparar a sus representantes.

Dentro de la ficción, Rocky Balboa acepta una lucha a 15 rounds con Drago a realizarse en la capital rusa. Esto, luego que el sujeto matara a quien fuera su mejor amigo, Apollo Creed.

Aquella, tal vez, fue la pelea más dramática que tuvo toda la saga, con un Balboa que estuvo recibiendo golpes durante todo el tiempo y logró derrotar a su adversario luego de una arremetida en el último asalto; propio de los finales de Hollywood de ese entonces.

Rocky IV

No obstante, lo que pocas personas conocen respecto a esa historia es que las grabaciones fueron igual de intensas que lo que se vio en la película, con dos luchadores que se dieron golpes de verdad.

Sin ir más lejos, hace algunos años Stallone reveló en una entrevista con el medio estadounidense Vulture, en el Festival de Cannes, que Lundgren estuvo cerca de matarlo cuando realizaron una de las escenas de aquella pelea.

En ese entonces, el actor detalló que el sueco golpeó su pecho en una zona muy cercana a su corazón, lo que provocó que éste se golpeara con el esternón y comenzara a hincharse. Cuento corto, Sylvester se desmayó y debió ser llevado hasta un centro médico, donde estuvo cuatro días internado.

Lo concreto es que, en ese entonces, las escenas de lucha solían estar coreografiadas, para que las personas resultaran poco lastimadas, sin embargo, Stallone quiso ir un poco más allá.

Esto porque, sobre el final de la lucha, le pidió a su competidor en la ficción que lo golpeara de verdad, incluso teniendo en cuenta que Lundgren era experto en artes marciales.

Rocky IV

“Le dije: ‘¿Por qué no lo hacemos? Solo trata de noquearme. Realmente golpéame lo más fuerte que puedas’ Y tras esa estupidez que le dije, lo siguiente que supe es que estaba en un avión de baja altitud para ir a la sala de emergencias, donde acabé en cuidados intensivos durante cuatro días con un montón de monjas a mi alrededor”, expuso el actor.

Segundos después, el intérprete de Rocky reconoció que ambos cometieron un error de cálculo, el cual podría haber salido bastante claro: “Me golpeó tan fuerte que casi detuvo mi corazón”.

Una de las curiosidades que tuvo esa grabación es que estuvo un equipo de médicos al lado de ring, en caso de que alguno de los actores cayera lastimado.

La mayoría de los golpes que allí se apreciaron fueron de verdad. El propio Stallone confesó hace algún tiempo que aquella había sido una de las grabaciones más complejas que tuvo en la saga, ya que su oponente era verdaderamente fuerte.

En la entrevista para Vulture, el actor norteamericano reconoció que el casting para encontrar a Ivan Drago fue complejo, ya que necesitaban encontrar alguien que tuviera un aspecto casi “sobrehumano”, ya que el mensaje que quería dejar con la cinta era que “el hombre podía vencer a las máquinas”.

Sylvester Stallone reveló que casi muere en el rodaje de 'Rocky IV ...

Lo cierto es que con Dolph Lundgren no se equivocaron, ya que aparte de tener un físico trabajado, demostró ser bastante inteligente. Sin ir más lejos, su CI es de 160.

“Hubo momentos en que lo odié, de inmediato. Tuve que encontrar un ser sobrehumano como oponente, alguien que debía ser abrumador”, expresó en aquella oportunidad.

Sin embargo, la relación entre ambos es bastante buena, ya que han compartido escena hasta la actualidad.

“Él es perfecto. Me imaginaba que crearían un atleta, alguien que es literalmente perfecto, indestructible en todos los sentidos”, concluyó.

Hay que señalar que la última cinta que los involucró fue Creed II, en la cual se revivió la rivalidad entre Rocky y Drago a través del hijo de este último, Viktor (Florian Munteanu), y Adonis Creed (Michael B Jordan).

Why Rocky IV is the Best 1980s Movie You Will Ever See - Joyenergizer

Aquel fue un spin off de Rocky con buenos resultados comerciales, el cual está inspirado en la vida del hijo no reconocido de Apollo Creed, quien busca ingresar al mundo del boxeo de la mano de Balboa.

En concreto, la parte dos relata la pelea que tuvieron los dos jóvenes, a modo de revancha por la muerte de Apollo ante Drago en los 80.

Por ahora, Stallone se prepara para estrenar el documental por los 40 años de Rocky, el cual será narrado por él mismo y contará detalles de las seis películas.

La cinta llegará a Apple y Amazon el próximo 6 de junio.

Fuente: Biobiochile

Deja un comentario