¿La maldición de Milli Vanilli? Muere de coronavirus el cantante original del recordado dúo pop

El estadounidense John Davis fue la voz real detrás de Girl you know is true y de otros éxitos del tristemente célebre grupo alemán, que tuvo que devolver su Grammy en 1990 una vez que se descubrió que hacían playback. La dramática y fascinante historia del dúo, creado por el mismo productor de Boney M y No Mercy, y que ya sufrió la muerte por sobredosis de uno de sus integrantes, será contada en un nuevo documental.

La meteórica carrera de Milli Vanilli se acabó, en realidad, el 21 de julio de 1989. Ese día el dúo actuaba ante 80 mil personas en Connecticut, en un espectáculo producido por MTV, cuando el disco con la pista pre-grabada de su éxito Girl you know is true se rayó en medio del show y por los amplificadores se repitió sin parar la frase “Girl you know is…”. Tantas veces, que Rob Pilatus, uno de los dos supuestos cantantes, entró en pánico y salió corriendo fuera del escenario mientras por los parlantes seguía sonando el coro y la farsa quedaba al descubierto por primera vez.

El público no pareció molestarse y el concierto siguió adelante, pero el incidente despertó sospechas que terminaron destapando uno de los mayores escándalos de la historia de la música popular. Fue el principio del fin del dúo alemán, por ese entonces la gran sensación del pop bailable a nivel mundial, que tras admitir que en realidad hacían playback y que los integrantes no cantaban ninguna de las canciones, tuvieron que devolver el Grammy a Mejor Nuevo Artista que recibieron en 1990.

A tres décadas del recordado impasse, una nueva tragedia alimenta el dramático historial de Milli Vanilli: esta semana, tras un posteo en Facebook de su hija, se supo de la muerte de John Davis, una de las voces reales detrás del dúo y el verdadero cantante de Girl you know is true  -junto a otros sesionistas- así como de otros éxitos del álbum del mismo nombre publicado en 1989 (como Blame it on the rain y Babe don’t forget my number), que terminó vendiendo más de 11 millones de copias. En el álbum, Davis y los otros cantantes originales aparecieron en los créditos sólo como coristas.

La jugada fue obra de Frank Farian, un personaje tan fascinante como cuestionado, el hombre que formó Milli Vanilli y que en el camino les anunció a sus integrantes en realidad nunca cantarían en vivo ni en el estudio, debido a su escasa calidad vocal, siendo reemplazados desde las sombras por Davis y otros cantantes de mayor talento.

La estrategia no era desconocida para Farian, una mente maestra del pop del último medio siglo, quien desde Alemania ha estado detrás de proyectos como el dúo de electrodance La Bouche, la banda de pop latino No Mercy y el recordado grupo de la era disco Boney M, cuyo vocalista, el músico arubano y también fallecido Bobby Farrell, en realidad tampoco cantaba.

La cara se encuentra con la voz

“Lamentablemente, mi papá falleció esta noche a causa del coronavirus. Hizo feliz a mucha gente con su risa y sonrisa, su espíritu alegre, su amor y especialmente a través de su música. ¡Le dio tanto al mundo! Por favor, denle un último aplauso. Lo extrañaremos mucho”, publicó Jasmin Davis en Facebook, junto a un video de su padre. Un músico nacido en Carolina del Norte que años después se mudó a Alemania, donde terminó protagonizando -en las sombras- uno de los más recordados fenómenos y posteriores escándalos de la historia del pop.

La muerte de Davis se suma además a la de Rob Pilatus, uno de los dos integrantes de Milli Vanilli junto a Fabrice Morvan. Nacido en Munich, Pilatus nunca pudo reponerse totalmente de las críticas y en abril de 1998, días antes de una gira promocional de un nuevo disco de Milli Vanilli (el hasta hoy inédito Back and in Attack) con su voz y la de Morvan, fue encontrado sin vida a causa de una sobredosis de alcohol y fármacos en una habitación de hotel en Friedrichsdorf, cerca de Frankfurt. Tenía solo 32 años.

Davis, en tanto, luego de la controversia a inicios de los 90, formó junto a Brad Howell -otro músico real detrás del dúo- el proyecto The Real Milli Vanilli, con el que lanzó el disco The Moment of truth (1991). Al álbum, que también produjo Farian, no le fue mal: uno de los sencillos, Keep on running, alcanzó el número cuatro en los ránkings alemanes. Años después, Davis actuó junto a Morvan en un grupo bautizado como Face meets voice. Algo así como “La cara se encuentra con la voz”, en clara alusión a la historia de Milli Vanilli.

La partida de Davis llega además en un momento especial para Milli Vanilli, luego que se conociera que una productora trabaja en lo que sería el documental definitivo sobre la carrera del dúo. Según informó el portal Variety días atrás, el filme contará con imágenes de archivo nunca antes vistas, entrevistas con algunos de los músicos que cantaron en las grabaciones de los exitosos sencillos del dúo, así como el testimonio de Morvan, sobreviviente del proyecto.

“Un cuento con moraleja que es más relevante que nunca en la actual cultura obsesionada con la fama”, dicen los realizadores del filme, quienes aún no han detallado si Davis fue parte de los entrevistados. Tampoco está claro si en el documental participa Frank Farian, la mente maestra y el verdadero villano de una historia que sigue sumando nuevos capítulos.

Deja un comentario