Tu proveedor de servicios podría estar estrangulando tu conexión a Internet. Aquí te mostramos cómo averiguarlo y cómo solucionarlo.

En este punto de la crisis del coronavirus, muchos de nosotros nos apoyamos más que nunca en plataformas de streaming como Netflix y Amazon Prime, lo que lo hace aún más irritante cuando un programa tartamudea y se detiene justo en el clímax gracias a una pésima conexión Wi-Fi. Con tanta gente trabajando y estudiando desde casa, las redes se sobrecargan y las opciones que ofrecen los proveedores de servicios de Internet son demasiado limitadas para resolver el problema.

Lo que es peor, con la decisión de la Corte Suprema del año pasado de negarse a escuchar una apelación sobre la neutralidad de la red, los proveedores de servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) aún pueden estrangular tu Internet, limitar tu banda ancha si estás haciendo más streaming en YouTube o Hulu de lo que desean, y proporcionar conexiones más lentas a sitios Web propiedad de sus competidores. Pero, hay una solución para algunos de estos problemas: la red privada virtual (VPN). Básicamente, los ISP necesitan ver tu dirección IP para ralentizar tu Internet, y una buena VPN protegerá esa identidad. Aquí te mostramos cómo encontrar uno y usarlo para verificar si tu ISP está ralentizando artificialmente tu Internet.

Paso 1

Ejecuta los métodos habituales de solución de problemas

Tu Wi-Fi es lento y crees que tu proveedor de servicios está limitando tu conexión. Antes de llegar a esas conclusiones, es importante revisar la lista habitual de solución de problemas: mantén tu router ubicado centralmente en tu hogar, vuelve a colocar bien sus antenas, verifica la seguridad de tu red, etc.

Si has revisado muy bien esta lista y tu Wi-Fi sigue funcionando lentamente, ve al Paso 2.

Paso 2

Prueba la salud de tu Internet

Una vez que te hayas asegurado de que no hay explicaciones simples para tus problemas de Wi-Fi, puedes obtener una medición más profunda de la salud de tu Internet de distintas maneras. Sugiero empezar con una simple prueba a través de M-Lab. Esto verificará la velocidad de tu conexión, esencialmente midiendo si tu ISP está proporcionando un rendimiento constante sin importar el contenido al que estés accediendo. Esta medida no es perfecta, pero es un buen punto de partida.

Paso 3

Encuentra un VPN confiable

Paso 4

Compara tu velocidad con el VPN

A continuación, prueba tu velocidad de internet en algún lugar como Fast.com o Speedtest.net. Compara los resultados con la misma prueba cuando tu VPN esté activa. El uso de cualquier VPN debería reducir tu velocidad considerablemente, por lo que las pruebas de velocidad deberían mostrar una discrepancia, con la velocidad activa de VPN notablemente más lenta que la velocidad inactiva de VPN. Pero una VPN también oculta la dirección IP que los proveedores usan para identificarte, por lo que si tu prueba de velocidad con la VPN es más rápida que sin la VPN, eso puede significar que tu ISP está apuntando a tu dirección IP para la aceleración.

Paso 5

Arregla tu Internet

OK, esta es la parte difícil. Incluso si descubres que tu proveedor está limitando tu Internet, puede que no haya mucho que puedas hacer realmente. Muchas personas en Estados Unidos viven en regiones con monopolios o duopolios de ISP, por lo que es posible que no puedas encontrar un mejor proveedor. Pero aquí hay algunas respuestas útiles:

  • Si tú sí tienes opciones, usa el mejor proveedor de tu área. Measurement Lab proporciona un buen recurso para encontrar información específica de tu región, y eso puede guiarte hacia un ISP más confiable.
  • Usa tu VPN para mantener velocidades más consistentes. Una VPN no puede resolver una mala conexión u otras razones detrás de tu lento servicio, pero puede mitigar el estrangulamiento de los ISP sin escrúpulos.
  • Llama a tu proveedor y amenaza con cambiar de proveedor si no dejan de estrangular tu Internet. Esto puede parecer anticuado, y no puedo garantizar resultados duraderos, pero los proveedores han respondido positivamente a esas tácticas cuando las he usado.

Fuente: cnet

Deja un comentario